Un día sin Internet, ¿se puede?

Comments 6 Estándar

internet
En una ciudad de Holanda han puesto señales de tránsito para peatones en el piso, diseñadas para aquellos transeúntes que no pueden dejar un instante su teléfono y caminan mirando hacia abajo.

La cibermanía o adicción a Internet ya sea con celulares, tabletas o computadores, es probablemente el mayor virus que afecta a la humanidad, sin que de momento existan paliativos o curas. Para muchos, los mensajes en Facebook, los Twitters y Whatsapp son tan importantes como el aire que respiramos.
Continuar leyendo

Anuncios

Una historia de amores imposibles

Comments 3 Estándar

minionslove
Tengo una historia de amor que contar. Ocurrió hace mucho tiempo, cuando dos personas podían hablar mirándose a los ojos sin interrupciones de whatsapp o de las mil y una alertas de las redes sociales.

Coincidimos en un largo viaje en bus y me tocó en suerte sentarme a su lado. Dicen que los escritores siempre adornan sus relatos para agradar más a los lectores. Confieso que el 99% de las veces que he viajado en cualquier medio de transporte, me ha tocado de todo menos mujeres bellas en los asientos contiguos, salvo excepciones.
Continuar leyendo

Un café a las cuatro

Comments 8 Estándar

cafeflore
Simpatizamos apenas conocernos pero ninguno de los dos mostró inclinación a dar continuidad al encuentro. Luego de conversar del tema favorito de casi todos los humanos, el clima, se me ocurrió el clásico café. A las cuatro, dije por una superstición que tengo con el guarismo.

¿Un café? me espetó sin remilgos. A las cuatro, repetí sin atinar a decir otra cosa. Al marcharme, ni siquiera fui capaz de fijar el lugar.
Continuar leyendo

Inflexiones: la vida en el siglo XXI

Comments 5 Estándar

sigloxxi
Cuando nos hablaban del año 2000, nuestras reacciones eran disímiles pero siempre acompañadas de un espíritu soñador, lleno de esperanzas e ilusiones, como si se tratase por fin del gran premio de la humanidad, con la llegada también del Nuevo Milenio.

Sin ser fatalistas, la verdad es que tranquilamente pudiera aplicarse la demoledora frase en inglés a la hora de evaluar poco más de década y media de los 2000: so what? O más delicadamente en francés, et alors? Concretamente no esperábamos nada o simplemente confiamos en las sorpresas agradables. Y hasta ahora, más decepciones que certezas.
Continuar leyendo

Inventario navideño

Comments 12 Estándar

CHUCKANDREA14
Para Navidades y Fin de Año, lo deseable son variedades en las mesas y un amplio inventario de bebidas, con el vino de invitado por excelencia y la cerveza como acompañante no menor de las celebraciones. Y la familia, los amigos.

Festejar, un acto de fe por la vida, la oportunidad de subrayar el colofón de un año. El nacimiento del Niño Jesús, motivo de celebración también para los no creyentes y, no obstante calamidades, penurias y tristezas para muchos, el privilegio de permanecer en este mundo.
Continuar leyendo

París era una fiesta: nuestra vida paranoica

Comments 8 Estándar

IMG_1842
Cuesta contener las lágrimas, quizá porque duele París o también por el pesar de un mundo que tanto prometía en el Nuevo Milenio y a ratos parece decidido a la autodestrucción.

No hay fórmulas mágicas y por supuesto, tampoco paliativos convincentes. Hasta hace unos años tenía conocidos que renegaban del Cambio Climático; las guerras eran cosas del Medio Oriente y Africa negra; y la pobreza un mal de algunos millones, dicho así con displicencia.
Continuar leyendo

Bostezos en la noche: bellezas y países

Comments 11 Estándar

PARIS14
Crecieron con nosotros, o más bien nos mostraron un auténtico cuento de hadas para hacernos viajar en góndolas venecianas.

Henri IV o Enrique Cuarto nos deslizaba el valor de una misa en París, que nos cautiva con su Torre Eiffel, el Sena, Les Champs Elysee, el Museo del Louvre, Notre Dame, Montmartre, el Moulin Rouge (…); luego Roma, entre Papas y Emperadores, sus Piazzas (Plazas) divinas, iglesias y catedrales de orfebrería arquitectónica -amén de esculturas y óleos-, el Coliseo Romano, la Fontana de Trevi, el Palatino (…).
Continuar leyendo