Bostezos en la noche: ¡frío!

2 comentarios Estándar



Pocas cosas cambian en París en tiempos de Noel (Navidad) y fiestas de Fin Año. Aunque Europa en general ha perdido su ritmo acompasado de bonanza económica, al menos la apariencia conserva su perfil de belleza y atractivos en la Ciudad Luz como sobresale en Los Campos Elíseos y la Torre Eiffel.

Es el invierno, que en otras latitudes se aprecia de modo muy curioso. A más de 7,000 kilómetros de distancia, en La Habana, los cubanos aguardan por la llegada de “algún poderoso frente frío” y aseguran que en cualquier momento, el Caribe pudiera ser sorprendido por intensas nevadas.
Continuar leyendo

Anuncios

Castañas al fuego

3 comentarios Estándar

Champs Elysees


Repetía la frase con frecuencia y cada cual le daba el significado que quería, pero ninguno de los 20 primos que nos reuníamos en casa del abuelo Idelfonso en Navidad tenía idea de lo que eran castañas al fuego.

Simple, en mi tierra natal no hay castañas ni tampoco el crudo invierno europeo al que estaba acostumbrado mi abuelo español. Así que la primera vez que vi una castaña fue en el Viejo Continente, pero la verdad, su aspecto no me sedujo.
Continuar leyendo

Sinfonía verde en Les Champs Elysées

4 comentarios Estándar


Parece un espejismo de naturaleza, con el Arco de Triunfo camuflado en la distancia por una sinfonía de verdes y una entusiasta marea humana sobre la avenida de Los Campos Elíseos de París.

No hay autos ni buses, sólo una fiesta ecológica que adorna como nunca en la historia a “La plus belle”, como le llaman los franceses a la principal arteria de la Ciudad Luz. Nada de gases contaminantes, al menos por tres días de mayo de 2010.
Continuar leyendo

La Plus Belle…de París

4 comentarios Estándar


París.- Ironías. María Antonieta frecuentaba el Hotel Crillón en el siglo XVIII. A pocos metros de la instalación, en la Plaza de la Concorde, donde empiezan o terminan Los Campos Eliseos, sería guillotinada el 16 de octubre de 1793.

Una elegante dama estrena sus diseños personales en sus paseos de cada atardecer, dos vendedores furtivos viven en permanente zozobra, historias de policías mientras dos emporios arquitectónicos flanquean la majestuosa avenida.
Continuar leyendo