Nieve en Chile: postales y paradojas

Comments 2 Estándar


Llegó la nieve a Santiago de Chile en julio de 2017 y el hecho se convirtió en una fiesta. Familias enteras desafiaban las temperaturas gélidas y se lanzaban al jolgorio en parques y cerros, muchos acercándose lo más posible a la espectacular Cordillera de los Andes.

Los termómetros llegaron a marcar hasta -6 grados Celsius en algunas comunas periféricas de Santiago y durante por lo menos seis días, nunca los amaneceres superaron los 0 grados.
Continuar leyendo

Neruda, el misterioso capitán en Italia

Comments 4 Estándar


Gabriela Mistral estuvo mucho más involucrada en la vida de Pablo Neruda de lo que se cree. Una admiración recíproca y con cierta distancia debido a la diferencia de edad, con la identificación plena de los dos Premios Nobel de Literatura de Chile. Ella fue su maestra y también su protectora.

Muy pronto, en este año 2017, sabremos por fin las causas de la muerte de Pablo Neruda y mientras transcurre el tiempo, como La insoportable levedad del ser de Milan Kundera, las conversaciones con su sobrino y una abogada -estrecha colaboradora-, enriquecen la trayectoria de una de las plumas hispanoamericanas más fértiles de la historia.
Continuar leyendo

Italia y Neruda: el cartero llama dos veces

Comments 4 Estándar


Una novela corta haría el milagro. Dos películas, Ardiente Paciencia del autor chileno Antonio Skármeta, y la memorable Il Postino, permitirían volver a soñar en torno a Pablo Neruda. Su querida casa de Isla Negra, San Antonio, se transformaría en un paraje de la Isla Salina de Italia, pero con respeto meticuloso de los personajes.

Aquella sensación de la ternura, el poder de las palabras y las metáforas quedarían en un simple recuerdo si no fuera por la reciente conversación con Rodolfo Reyes Muñoz, sobrino de Neruda, impactado con una visita a Como y Capri, en Italia, donde los testimonios de admiración por el Premio Nobel de Literatura rebasaron las expectativas.
Continuar leyendo

Sur del mundo, en 21 días

Comments 6 Estándar


Fue un baño literal del sur del mundo en el curso de 21 días, con climas helados, humedad, calor, lluvia, una cantidad colosal de chinos y hasta la pincelada de un incendio en la pista del aeropuerto de Auckland, Nueva Zelanda.

Para el comienzo, la aventura de recorrer buena parte de la región de Magallanes y la Antártica chilena, en encuentros deslumbrantes con glaciares y naturaleza. Luego Durban, Sudáfrica, Yakarta, Indonesia, Beijing, China, y Auckland.
Continuar leyendo

Islas desoladas, en la Antártida chilena

Comments 4 Estándar


Desde las alturas de Cerro Bandera, en Puerto Williams, Chile, la mirada se extasía ante un cordón imaginario que integran Tierra del Fuego, el fabuloso Canal Beagle, la Cordillera de Darwin y Ushuaia, Argentina.

Hay más, porque de hecho la Isla Grande de Tierra del Fuego pertenece en un 51,49% a la Región de Magallanes y la Antártica chilena, y el otro 48,51%, a Argentina. Y luego en una navegación de siete horas, la cartografía se hace realidad con una serie de porciones de tierra.
Continuar leyendo

Magallanes y Antártica chilena: viaje al fin del mundo

Comments 6 Estándar


Estrecho de Magallanes.- Escoger un punto de referencia para contar las impresiones de un viaje al fin del mundo puede acarrear ambigüedades. El mar y concretamente los canales patagónicos se antojan ideales.

A fin de cuentas es un homenaje de cierto modo al hombre que permitió conocer en 1520 que en efecto, la Tierra era redonda y no plana como se decía. Era portugués, se llamaba Hernando de Magallanes y murió un año después en la batalla de Mactán, Filipinas, sin penas ni glorias.
Continuar leyendo

Cinco minutos para morir congelado

Comments 2 Estándar


Hemos navegado casi siete horas y aunque elegantes rayos solares embellecen el mediodía, las esperanzas de tocar tierra en Isla de Hornos son cada vez más remotas. No hay muelles y para llegar a este paraje en medio de la nada, es necesario tomar una lancha de goma Zodiac.

La ansiedad se suma a la adrenalina en el afán de la aventura. Pero cuando hablo con el oficial Pablo Coloma, de la Armada de Chile, comprendo los resquemores del capitán José Miguel Oxley, del buque Isaza. Cinco minutos serán suficientes para morir de hipotermia si caemos al mar.
Continuar leyendo