Soñar, París

12 comentarios Estándar


París.- Había decenas, quizás cientos de palomas, más cerca que de costumbre de las orillas del Sena, atraídas por los turistas repartidores de migajas. También llegaron gaviotas y golondrinas, mientras los acordeonistas seguían afanados en la idea de rescatar el París de la primera mitad del siglo XX.

El agotamiento de una de mis largas caminatas parisinas me hizo, curiosamente, tomar la pausa en el umbral de la Catedral de Notre de Dame. La vista terminaba de recrearse en el caudaloso río cuando de pronto, melodías diametralmente opuestas se cruzaban en el aire.
Continuar leyendo

Notre Dame, Sena y París en primavera

4 comentarios Estándar

Sena

Primavera en París.
Asomos cálidos del 2011.
Las bondades de una ciudad bien amada, a la cual Woody Allen acaba de rendirle otro homenaje en el cine con las trasnochadas de Owen Wilson.
Continuar leyendo

ONDAS: el Sena y el Supermetro parisiense

8 comentarios Estándar

París/Sena


La Princesa Diana tuvo una trágica muerte en el Puente del Alma y Apollinaire dejó su impronta poética debajo del Mirabeau. Pero también Marlon Brando y María Schneider se pasearon por Bir Hakeim (o Passy) en el Ultimo tango en París, y Juliette Binoche se sabía extraña en Los amantes del Pont Neuf.

Con todos esos componentes y muchos más, como los candados de amor eterno jurado en el Pont des Arts, las elegantes lámparas del Alexander III o el Pont de la Concorde, por donde transitaban los condenados a la guillotina, parecería que el Sena rebosa en atractivos.
Continuar leyendo

Las olas y las tecnologías

4 comentarios Estándar

Sena


Salvo una crecida en diciembre de 2010, siempre me ha parecido el Sena muy apacible. Ni siquiera el intenso flujo de yates y lanchas a lo largo de París alteraron su curso y las olas, provocadas, apenas salpicaron los embarcaderos.

Nueve décadas atrás, empero, estuvo a punto de arrasar con la Ciudad Luz, arropada en la imaginación de góndolas venecianas después de perder sus adoquines y con el desborde del agua a 8,50 metros.
Continuar leyendo