Etretat: el sonido de las olas

15 comentarios Estándar


Este nombrecito de Étretat, enérgico y brincador, sonoro y alegre, ¿acaso no parece surgido del ruido de los cantos rodados, traídos por las olas?

Una frase de las memorias de Guy de Maupassant, figura cumbre de la literatura universal, considerado uno de los mejores cuentistas de la historia. Francés natural de Dieppe o, más probablemente de Miromesnil, vivió hasta los 13 años en Etretat.
Continuar leyendo

Anuncios

ONDAS: Monet y Van Gogh

8 comentarios Estándar

Nenúfares


Una joven amiga me preguntaba en fecha reciente si disfruto del frío, en virtud de haber leído varias menciones al invierno en recientes crónicas.

Mi respuesta fue ambigua: prefiero las temperaturas bajas, la nieve, pero nada como la delicadeza de la primavera y el asomo del verano… !en vacaciones!.
Continuar leyendo

Pinceles en Normandía

4 comentarios Estándar

Honfleur


Antiguo Ducado con huellas vikingas, inglesas y celtas en su historia, Normandía es una de las regiones más apasionantes de Francia, con una combinación de naturaleza excepcional, vestigios medievales y la obra suprema del Monte de Saint Michel.

En realidad se divide en dos partes, Alta y Baja Normandía. Sus paisajes son únicos en Francia y tal vez incomparables. También cuenta con fragmentos imperecederos de la Segunda Guerra Mundial que no escapan al interés de 1,5 millones de turistas que la visitan cada año.
Continuar leyendo

Miradas: Monte Saint Michel

16 comentarios Estándar


Caprichosa naturaleza que ha rendido mil años de historia en un promontorio rocoso, el Monte Saint Michel es tal vez la obra más iconoclasta de Francia y, al mismo tiempo, el culto místico, religioso y medieval que resume el altruismo en función del arcángel San Miguel.

Fortaleza inexpugnable, emporio de la peregrinación, espectáculo supremo que transita con orgullo entre la ficción y la realidad.
Continuar leyendo

Giverny y los impresionistas

3 comentarios Estándar

Jardines de Monet


De reposo en uno de los bancos del espléndido jardín de Claude Monet, había pensado ya en la suerte de tener al alcance de la mano los pequeños detalles de la naturaleza en Giverny y los pueblitos coquetos de Normandía, en Francia.

Lo curioso no es sólo la respuesta a las razones por las cuales en estos parajes extraordinarios nacieron las musas de los pintores impresionistas.
Continuar leyendo