Pisco de amores y odios

8 comentarios Estándar


Un chileno me decía hace poco con respeto que el pisco peruano es extraordinario, aunque terminó la frase de forma autocomplaciente: pero el sabor del nuestro tiene la elegancia de los grandes vinos.

Cuando se me ocurrió la idea de hablar del pisco y sus orígenes, estaba consciente del terreno movedizo en el que ingresaba. No fue necesaria una consulta formal con un peruano escogido casi al azar.
Continuar leyendo