Buena Vista Social Club, los buenos vinos

Comments 2 Estándar


El hombre era parte del habano, o viceversa. Compay Segundo andaba siempre con un tabaco en la boca. Era parte de su personalidad, adornada con sombrero, traje, corbata y guitarra en mano.

Sonreía con frecuencia y su voz grave entonaba la cadencia mágica de su archipopular Chan Chan. Cuando murió a los 95 años había alcanzado una fama sin precedentes con el Buena Vista Social Club.
Continuar leyendo

Anuncios