Centinelas del Aconcagua

Comments 6 Estándar

aconcagua
Aventura, adrenalina y deslumbramiento. Tres vocablos que siempre resultarán tan diminutos como los humanos ante la majestuosidad del Aconcagua, El Centinela de Piedra o El Centinela Blanco, según los aymaras.

Aproximarse a 3,500 metros sobre el nivel del mar, la mitad de su altura, es uno de los mayores regalos al visitar la provincia de Mendoza, Argentina, donde los vinos hablan en lenguaje de excelencias y la Cordillera de los Andes parece recordarnos la grandeza de Sudamérica.

img_3648

La naturaleza fue generosa con esta zona del continente americano. Entre elevaciones espectaculares, ríos y embalses artificiales, los accidentes geográficos se antojan increíbles. Ni la vista, ni la imaginación atinan a comprender tamaño espectáculo.
img_3604
En las laderas de este enclave colosal hay decenas de andinistas que ensayan la tenaz preparación para la gran proeza. Escalar el Aconcagua supone acciones cargadas de coraje y heroísmo. Se trata del pico más prominente después de los sistemas del Himalaya y naturalmente del monte Everest, con 6,960,8 metros sobre el nivel del mar.
img_3589
Pero para los turistas nos basta con lanzarnos en las plataformas de nieve mucho más abajo. En trineos plásticos con deslizamientos a veces endemoniados, uno comprende mejor y admira la capacidad de los auténticos hombres de la también llamada cellisca.
img_3553
La blancura del entorno no es la única belleza de este encuentro con los Andes que nos acerca relativamente al Aconcagua. Habría que hacer reverencias ante el Puente del Inca, una extraordinaria geoforma rocosa, parte de un antiguo hotel de baños termales, donde las aguas tiene un color áureo especial.
img_3620
Se ubica a 2,700 metros sobre la Cordillera de los Andes, en Mendoza, entre los cerros Banderita Norte y Banderita Sur, Departamento de Las Heras. A poca distancia del Paso de Los Libertadores, frontera con Chile, se trata de un puente natural suspendido a 27 metros de altura, con 28 metros de ancho y 8 de espesor.
img_3621
Agujas de hielo, estalactitas e inflorescencias cálcicas adornan este accidente natural encima del río Las Cuevas El agua sulfurosa recubre, al cabo del tiempo, con una capa de azufre cualquier objeto que la toque.

-LIBERTADORES
img_3456
Por todos estos parajes anduvo José de San Martín con sus tropas del Ejército de los Andes, una iniciativa del general argentino a inicios del siglo XIX, que a la postre resultó crucial en la independencia de Chile y Perú, además de Argentina. En Mendoza, en el Cerro de la Gloria, hay un Monumento que honra este hecho histórico.

El Paso Internacional de Los Libertadores, en la despedida de la mítica mole, vuelve a cobrar protagonismo para traspasar las líneas limítrofes entre Argentina y Chile. No es un trámite común ni un viaje exento de aventuras. De partida, a 3,175 metros sobre el nivel del mar, aparece el Túnel del Cristo Redentor de 3,08 kilómetros de largo.
img_3660
En definitiva, el túnel termina siendo un desafío menor. Hay otros, colocados a más de 2,000 metros sobre el nivel del mar. Al avanzar lentamente, desde un bus o un auto, son impresionantes las serpentinas que trazan pronunciadas curvas en el descenso, como si se tratase de una mirada hacia un precipicio lleno de vehículos.

En junio de 2016, el Paso Los Libertadores llegó a estar interrumpido 15 días por las tremendas nevadas, que dejaron una acumulación de 4 a 5 metros de copos blancos.

Anuncios

6 comentarios en “Centinelas del Aconcagua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s