Atenas eterna: los Juegos Olímpicos

Deja un comentario Estándar

Atenas

Atenas


Desde la terraza de la habitación de mi hotel cada noche o más bien madrugada tenía el privilegio de contemplar la iluminada Acrópolis de Atenas. Quizás el mejor regalo para cualquier visitante o el merecido premio al desgaste que suponen unos Juegos Olímpicos.

Viví durante un mes en un sexto piso, a poca distancia del pintoresco barrio de Plaka, al cual se llega cruzando la avenida Amalias para luego ingresar en la calle Lyssicratous. Casas de postales, alegres tabernas y pequeñas plazas adornan el ambiente.
Continuar leyendo