De amores, Violeta Parra

4 comentarios Estándar

Violeta
Cuando escribió Gracias a la vida nadie supo si era un canto al amor o una despedida de aires trágicos, pero marcó su impronta con tanto virtuosismo que sólo al pronunciar hoy su nombre Chile se estremece y Latinoamérica también: Violeta Parra.

Era una mujer insoslayable, arrecha y llena de fantasmas, irreverente por naturaleza y difícil de carácter, hasta que tomaba la guitarra. Entonces venía el derroche de alegría, sensibilidad y llanto.
Continuar leyendo