Tan simple: Aquellas pequeñas cosas

4 comentarios Estándar


Una invitación a un alto en el camino. Un cofre de detalles desgranados en pocas palabras con una poética maravillosa. Nos convoca, siempre, Joan Manuel Serrat con Aquellas pequeñas cosas, joya entre las joyas del disco Mediterráneo de 1971.

que nos dejó un tiempo de rosas, en un rincón, en un papel o en un cajón. Los recuerdos, que “compran boleto de ida y vuelta”. El amor, alguna lágrima de nostalgias y el resquicio de la esperanza. Este hombre inmenso que no se cansa de invitarnos a soñar.