La historia no contada de Pablo Neruda (III)

Comments 15 Estándar

CONFIESO
Había llevado siempre una vida intensa y apasionada en todos los espacios posibles y aunque no tenía idea de que estaba a punto de despedirse de este mundo, Pablo Neruda concluyó con cierta angustia sus memorias.

Confieso que he vivido es una de las obras más nombradas del poeta chileno, pero tal vez menos conocida en su contenido total. Abarcadora, ocurrente, es reveladora de sus aventuras, amores, humor, convicciones políticas y el singular virtuosismo de su escritura.

Mi vida es una vida hecha de todas las vidas: las vidas del poeta, dice Neruda en la introducción de sus relatos. Su ayudante personal y chófer Manuel Araya me subraya que el Premio Nobel de Literatura terminó de escribir en una clínica en septiembre de 1973.

En la obra que marcó su adiós, reflejaba su pesadumbre tras el sangriento golpe de estado de Augusto Pinochet:
NERUALLE
Escribo estas rápidas líneas para mis memorias a sólo tres días de los hechos incalificables que llevaron a la muerte a mi gran compañero el presidente Allende. Su asesinato se mantuvo en silencio; fue enterrado secretamente, sólo a su viuda le fue permitido acompañar aquel inmortal cadáver.

La versión de los agresores es que hallaron su cuerpo inerte, con muestras visibles de suicidio. La versión que ha sido publicada en el extranjero es diferente. A renglón seguido del bombardeo aéreo entraron en acción los tanques, muchos tanques, a luchar intrépidamente contra un solo hombre: el presidente de la República de Chile, Salvador Allende, que los esperaba en su gabinete, sin más compañía que su gran corazón envuelto en humo y llamas.

-TORMENTAS Y AVATARES-

Durante más de 40 años Manuel Araya ha sorteado tormentas y avatares en su peregrinar con una sola idea: que se conozca la verdad de los últimos momentos en la vida de autor de Canto General.

No cree que la muerte del vate haya sido consecuencia del cáncer de próstata que padecía y además de la historia de una inyección que le pusieron en el estómago a Neruda en la clínica, Araya vuelve sobre algunas ideas que apuntan en otra dirección.

Sin inmutarse, recibió con cierto alivio la noticia oficial a inicios de noviembre de 2015: la idea de que el deceso del laureado poeta pudo ser ocasionado por terceros, cuando la dictadura de Pinochet estaba obsesionada con destruir cualquier reducto de las izquierdas en Chile.

De la inyección, Araya dice que no hubo una argumentación convincente y horas después murió Neruda el 23 de septiembre de 1973. A su manera, este hombre de campo ha tratado de ofrecer detalles para lo que cada vez más parece un fallecimiento inexplicable.
ARAYA
Me comentaba de las andanzas de Neruda y sus romances en la época en que le sirvió en el flamante Citroen, uno de los dos modelos de este tipo que existían en Chile; los almuerzos en restaurantes casi todos los días y el afán de dar el acabado a Confieso que he vivido a poco de la asonada golpista.

Entonces Araya no encuentra otra alternativa que seguir aferrado a su idea: alguien que esté enfermo, como decían, no podía llevar ese ritmo de vida (…).

-ACTUALIDAD-

Aunque las investigaciones de un panel de científicos revelaron la existencia de estafilococo dorado, un elemento extraño no asociado al cáncer de próstata, trabas burocráticas frenan los avances en las pesquisas con la celeridad esperada.

Fuentes dignas de crédito aseguran que existe una propuesta desde un laboratorio europeo al Gobierno de Chile, para lograr un acuerdo o carta de intención de los pagos que significan efectuar las investigaciones necesarias a los restos de Neruda.

De acuerdo con las fuentes, se ha dilatado el asunto de tal forma que parece improbable el traslado de los vestigios del vate al Viejo Continente antes del fin de 2015.

“A este paso llegaría el mes de marzo de 2016, fecha en que se deberían entregar las conclusiones finales en el tercer y último panel científico, y peligra que estas investigaciones puedan realizarse,”, comentan las personalidades consultadas.
Nerudavive
En el ambiente nerudiano, de un grupo de “locos coherentes” en Chile, Europa y Latinoamérica, dispuestos a dar las batallas por la verdad hasta las últimas consecuencias, existe la preocupación de lo que pueda aparejar esta demora.

Nadie sugeriría que el equipo de científicos aguarde de forma indefinida para continuar con su labor, en detrimento de sus otras ocupaciones docentes o investigativas. Con lo cual existe el peligro de que hasta abandonen el tema relativo a los despojos de Neruda.

La esperanza, según las fuentes que nos facilitaron esta información, es el papel que pudiera jugar la comunidad internacional, con el deseo de otorgar a algún organismo o institución la responsabilidad eludida por el Gobierno de Chile.

Precisamente es recomendable una vez más remitirse a la opinión entregada por Manuel Araya en el sitio web http://www.nerudavive.cl y específicamente en el link:
http://nerudavive.cl/index.php/la-verdad/11/213.

-CONFIESO QUE HE VIVIDO-
NERUDAFRASE
Para los románticos Neruda es un referente indispensable. No pocas veces en la juventud y tiempos maduros, el dibujo de Veinte Poemas de Amor y una Canción Desesperada retoza con la mente para resumir un sentimiento.

Y suspiramos con versos como Me gustas cuando callas porque estás como ausente (…); Para mi corazón basta tú pecho (…) o Puedo escribir los versos más tristes esta noche (…).

Más allá, su estirpe extraordinaria de escritor. Rezuma a ratos la impronta fabulera de Gabriel García Márquez en la forma de hilvanar anécdotas, como lo hiciera el Gabo en Vivir para contarla.

Un par de ejemplos hablan por sí solos del cofre de Neruda:

(…) La conversación se fue súbitamente muy lejos de aquellos campos remotos, lejos también de la noche taladrada por miles de insectos, croar de ranas y cantos de pájaros nocturnos. Indagaban sobre mis estudios. Nombré inesperadamente a Baudelaire, diciéndoles que yo había empezado a traducir sus versos.

-Fue como una chispa eléctrica. Las tres damas apagadas se encendieron. Sus transidos ojos y sus rígidos rostros se transmutaron, como si se les hubieran desprendido tres máscaras antiguas de sus antiguos rasgos.

—¡Baudelaire! —exclamaron—. Es quizá la primera vez, desde que el mundo existe, que se pronuncia ese nombre en estas soledades. Aquí tenemos sus Fleurs du mal. Solamente nosotras podemos leer sus maravillosas páginas en 500 kilómetros a la redonda. Nadie sabe francés en estas montañas.

Y en otra parte de Confieso que he vivido, una deliciosa aventura.

(…) La bella viuda no se había despojado aún para mí de sus ropajes oscuros, sedas negras y violetas que la hacían aparecer como una fruta nevada envuelta en corteza de duelo. Esa corteza se deslizó una tarde allá en mi cuarto, al fondo de la lavandería, y pude tocar y recorrer la entera fruta de nieve quemante.

-Estaba por consumarse el arrebato natural cuando vi que bajo mis ojos ella cerraba los suyos y exclamaba: “¡Oh, Roberto, Roberto!”, suspirando o sollozando. (Me pareció un acto litúrgico. La vestal invocaba al dios desaparecido antes de entregarse a un nuevo rito.)

-Sin embargo, y a pesar de mi juventud desamparada, esta viuda me pareció excesiva. Sus invocaciones se hacían cada vez más urgentes y su corazón fogoso me conducía lentamente a un aniquilamiento prematuro.

-El amor, en tales dosis, no está de acuerdo con la desnutrición. Y mi desnutrición se volvía cada día más dramática.

Anuncios

15 comentarios en “La historia no contada de Pablo Neruda (III)

    • Me parece que efectivamente le faltó el pulimento en los finales, pero es entendible, al saber todos los acontecimientos que precipitaron las cosas en Chile y en la vida del propio Neruda.

  1. Pero con Neruda también hay contradicciones y no existe unanimidad en cuanto a su vida como tal, aunque su obra es muy respetable aun si no es del gusto de todos.

    • Bueno siempre en el campo de la historia surgen contradicciones, lo importante es llegar a la verdad, alguna vez. Y de su obra, me cuento entre los admiradores. Gracias por el comentario.

  2. Las historias encuentran espacios de interpretaciones aunque en el caso de Chile y un figura como Neruda es obvio que la dictadura pudo hacer cualquier barbaridad

      • Es una pregunta que le hicieron a Miguel Roth, argentino radicado en Chile y futuro director del Gran Telescopio de Las Campanas. Su respuesta es la misma que suscribo: para que sirven las óperas y los ballet?. El sentido de la ciencia es abarcador y la astronomía repercute de muchas maneras.

  3. Son tantas las expectativas acerca de una obra como la de Neruda, que el tema de su muerte se va quedando a un lado. Comprendo que es importante saber la verdad, pero uno se fascina de todas forms con lo escrito por ese grande de las letras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s