Cinco minutos para morir congelado

2 comentarios Estándar


Hemos navegado casi siete horas y aunque elegantes rayos solares embellecen el mediodía, las esperanzas de tocar tierra en Isla de Hornos son cada vez más remotas. No hay muelles y para llegar a este paraje en medio de la nada, es necesario tomar una lancha de goma Zodiac.

La ansiedad se suma a la adrenalina en el afán de la aventura. Pero cuando hablo con el oficial Pablo Coloma, de la Armada de Chile, comprendo los resquemores del capitán José Miguel Oxley, del buque Isaza. Cinco minutos serán suficientes para morir de hipotermia si caemos al mar.
Continuar leyendo