Perfumes y amores

11 comentarios Estándar

OLORES
La obsesión por los olores de Jean-Baptiste Grenouille convirtió al protagonista de la novela El Perfume en un personaje antológico y a partir de sus sensaciones, el escritor alemán Patrick Suskin pretendió de forma implícita dejarnos un tratado sobre el tema.

Recuerdo todavía cómo la actitud demencial de Grenouille terminó por transmitirse a la vida real. En lo personal me tomó más de un mes quitarme la pesadilla de anhelar distinguir los olores a cada paso, aunque era difícil igualar a la figura ideada por Suskin.
Continuar leyendo