Un café a las cuatro

8 comentarios Estándar

cafeflore
Simpatizamos apenas conocernos pero ninguno de los dos mostró inclinación a dar continuidad al encuentro. Luego de conversar del tema favorito de casi todos los humanos, el clima, se me ocurrió el clásico café. A las cuatro, dije por una superstición que tengo con el guarismo.

¿Un café? me espetó sin remilgos. A las cuatro, repetí sin atinar a decir otra cosa. Al marcharme, ni siquiera fui capaz de fijar el lugar.
Continuar leyendo

Anuncios