La vida entre Navidad y Fin de Año

2 comentarios Estándar


¿Qué sería la vida sin Navidad y Fin de Año?, preguntó un pueblerino. Nada, respondió un agnóstico. Perderíamos el rumbo de nuestra existencia, dijo un religioso.

Apegado a la mística de los años, un anciano, sin más preparación que el trabajo y la familia, hizo un pequeño comentario: apreciar lo que tenemos.

Pudo ser un largo debate, pero la inmensa mayoría prefirió quedarse en un punto neutro como la propuesta del anciano.

Con el respeto a dramas y tragedias, la mirada solidaria a las angustias de enfermedades, inequidades y pobreza, nunca estará de más celebrar la Navidad como un espacio de reencantamiento con la vida y gratitud por un año más en este mundo.

Lo esencial es invisible para los ojos, Antoine de Saint Exupéry en su célebre Principito.

2 comentarios en “La vida entre Navidad y Fin de Año

  1. Lindo tener un espacio para tomar una pausa, hacer un balance y seguír con el estímulo de luchar por la familia, los amigos y sobre todo el amor.

    • Creo que esa es la idea de celebrar Navidad y Fin de Año, independientemente de nuestras creencias. Siempre que hayan buenas razones como es la propia vida, pues vale la pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s