Letras del reggaetón: Oh my god!

4 comentarios Estándar


Lejos de mojigaterías, a veces en la adivinanza de la mística de los Milennials, cualquier pregunta que represente un desafío de la humanidad en el siglo XXI encuentra una respuesta al menos adecuada, sin bien incompleta.

Salvo en el caso de la “fiebre del reggaetón” y esas letras que llenan de perplejidad al más futurista de los seres humanos. Ya no se trata de buen gusto, ética social o moralismo. Tan en boga en la actualidad la cruzada contra el sexismo, el famoso género musical se manifiesta inversamente proporcional.

Dice Maluma, el popular reggaetonero colombiano, que “por una cosa o la otra siempre te van a juzgar, sólo debes hacer lo que te salga del corazón, lo que te haga feliz”. Se refería a las críticas por las siguientes estrofas de su canción “Cuatro beibis”:

Chingan cuando les pido. A las cuatro les encanta en cuatro…

Sin embargo, con el tiempo Maluma parece haberse concentrado más en el ritmo, la música, con letras menos agresivas.

El tema es que tiene competencia y por un morbo inexplicable, la vulgaridad se pasea en el gusto de muchos adeptos. Los textos machistas, además, se antojan un contrasentido cuando la idea de la igualdad de género y el trato justo entre hombres y mujeres gana espacio en el hilo social del mundo.

Algunos piensan que se trata de un fenómeno pasajero e intrínseco a las sociedades hispanoamericanas, donde está supuestamente más enraizado el machismo. ¡Wrong!, se diría en perfecto inglés.

El Súper Bowl es uno de los eventos más difundidos en el mundo, con un promedio de 110 millones de espectadores sólo en Estados Unidos y más de 600 millones de dólares de ganancias.

En 2014 Robin Thicke fue uno de los protagonistas del espectáculo musical del Súper Bowl con su popular Blurred Lines (líneas borrosas). Entre las perlas de la melodía aparecen un par de ellas imperdibles: El trató de domesticarte, pero tú eres un animal, está en tu naturaleza, déjame liberarte, ese hombre no es tu hacedor

Sin embargo, se trata de una tendencia remarcada también en la publicidad y los videos clip. La sensualidad de la mujer pertenece en la actualidad a estos géneros.

Habrá que convivir con el reggaetón, que por cierto, tiene una muy honrosa excepción: el eterno Despacito, de Luis Fonsi y Daddy Yankee.

Hace 12 años un destacado músico panameño-cubano me prometió que el reggaetón tenía los días contados. ¡Wrong!

Por ahora, mejor Felices los Cuatro, como la canción de Maluma. que se salva por su cadencia y una historia que, comparada con otras, parece extraída de un convento budista.

Anuncios

4 comentarios en “Letras del reggaetón: Oh my god!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s