Amy Winehouse: ¡27 años!

Comments 4 Estándar


Dos años atrás Amy Winehouse era la estrella naciente de la música popular. El firmamento parecía regalarle una sonrisa ancha, que a ratos se transformaba en mueca. Esta chica británica tenía graves problemas con las drogas y el alcohol. Tanto como para que le costase la vida.

Acaba de irse de este mundo y su adiós es muy triste. ¡Apenas 27 años!

La prometedora voz excepcional que llegó a compararse con la figura de Billie Holiday, se apagó a destiempo. Hace dos años le dediqué un artículo, que ahora cobra fuerza renovada, con todo el respeto que merece.

Ahí los dejo.

Tiene la típica imagen de una perdedora consuetudinaria y, sin embargo, es contra viento y marea, gran triunfadora. Le negaron la visa para asistir a la ceremonia de los Grammy en Estados Unidos.

No hizo falta, ganó cinco premios.

Si Lucifer la cautivó por un lado, los ángeles de la guarda le obsequiaron a cambio unas cuerdas vocales de lujo. Amy Winehouse, cada día más popular y cada día en más conflictos personales.

Es su karma, aseguran sus millones de fans que no quieren perderse sus canciones.

De tantas paradojas, una vez: Winehouse sería en castellano “la casa del vino”.

Expulsada constantemente de bares y sitios públicos de categoría, también envuelta en problemas de drogas. Ebria por añadidura en sus conciertos.

Sin embargo, cuando la entrevistan, aflora una sonrisa maliciosa en la que esconde algo de la inocencia juvenil que le queda. Tiene una fortuna de 12 millones de euros, aseguran los especialistas británicos del tema. Doce millones de euros, sin rumbo fijo.

Es fácil perdonar a alguien con tanto dinero, comentaban humoristas franceses preguntados por el “caso Amy”. Otros, menos crueles, admiten que cuando canta, desaparecen sus maleficios y su timbre melodioso es muy agradable.

Lleva consigo, de cualquier modo, un fardo muy difícil de ocultar. Un esposo del mismo estilo, padres adorables aunque excesivamente tolerantes, que no dejan de sentirse orgullos por los notables lauros conseguidos por esta chica de cabello negro, decenas de tatuajes y ahora muy delgada.

Tenía mejor figura antes, pero los medios británicos comenzaron a decir que para su estatura, lucia demasiado pasada de kilogramos. Entre dietas, cigarrillos, alcohol y drogas, terminó casi en la anorexia.

Es una combinación de Billie Holiday, Sarah Vaughan, Diana Ross, Ela Fitzgerald o Aretha Franklin. Difícil encasillarla. Tiene la mística del jazz, el poder del soul y la impronta del blues. De hecho, maneja su voz como quiere.

“Loca maravillosa”, llamada así por algunos periodistas franceses, convertida en figura inevitable de la canción en los tiempos actuales.

LA ANTIHEROE

Su sinceridad se ha convertido en una de las claves de su éxito, o más bien en respuesta justificativa de todas las alteraciones que marcan el curso de su vida.

Hay de cierto modo un aire de provocación al “establishment” que por ahora da resultados.

Dos discos triunfales, “Frank” y muy en especial “Back to back”, más de 10 millones de copias vendidas le hicieron saber muy rápido que el producto Amy Winehouse, así y todo, es una máquina de hacer dinero.

You know i´m not good (Sabes que no soy Buena) es el título de una de sus canciones más exitosas. “Mis letras son como la vida misma, con alegrías y tristezas, pero sobre todo, con mucha franqueza”, admitió recientemente.

Nacida el 14 de septiembre de 1983, en el seno de una familia judía muy apegada al jazz, Amy Winehouse se crió en los suburbios londinenses de Southgate, donde a los 10 años de edad formó una banda de rap llamada Sweet n´Sour.

A los 16 años el cantante y amigo Tyler James se ofreció para entregar un demo de la joven a un productor y a partir de ahí comenzó su carrera profesional.

¿Los conflictos?. Comenzaron en las escuelas donde fue castigada o expulsada no pocas veces. Y su lengua, no calla jamás, es incontrolable: calificó a Madonna de “vieja señorita” y confesó por lo menos un intento de suicidio.

Otra de sus melodías favoritas parece un contrasentido: Rehab (Rehabilitación), como en todas sus cosas. No estoy del todo bien, pero no creo que ninguna mujer lo esté, dijo en una entrevista en la cual terminó riendo a carcajadas.

En el fondo, Back to back es un disco muy intimista, a su manera. Es un retrato de los avatares de Amy, de aspectos que pudieran destruir definitivamente su carrera, o quizá permitirle una redención con horizontes de esperanzas.

Por el momento, aseguran sus seguidores, está tomando juicio y quiere darle una nueva dimensión a su entorno.

Las dudas y el escepticismo afloran por doquier. Latente el temor de que en una de sus frecuentes recaídas, el mundo termine perdiéndose el talento de Amy Winwhouse.

Así fue.

Anuncios

4 comentarios en “Amy Winehouse: ¡27 años!

  1. Tremendamente premonitoreo y de buena caracterización del personaje, aunque en los últimos tiempos no era difícil de imaginar que este iba a ser el final de Amy, una muerte prematura.

    • Efectivamente, se veía venir. Muy lamentable porque cuando uno escucha su voz, estás en presencia de una super dotada. Era un verdad un alma perdida, sin rumbo y sin control. Agradecido por la lectura.

  2. Nunca le importo su aspecto desaliñado, su voz y talento estaba por encima de eso. Aunque se veía venir la noticia no deja de sorprender. Lamentable. Que descanse en paz

    • Ahora que en Europa no dejan de poner los conciertos de Amy, es más fácil percatarse de su extraordinario talento y, también, de una cierta displicencia por la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s